Conflictos

Experiencia Mundial en la Creación de Areas de Conservación

Por Douglas Tompkins

"He participado en la legislación referida a la creación de decenas de parques nacionales y el patrón siempre es el mismo. Cuando uno propone la creación de un parque, visita la zona y presenta el caso a los pobladores locales, lo amenazan con ahorcarlo. Uno vuelve cinco años más tarde y le dicen que es lo más maravilloso que les ha sucedido."

Morris Udall (Legislador del Congreso de los EE.UU durante 30 años)

"He tenido experiencia directa, de primera mano, en lo que hace a la oposición local a los parques nacionales, e incluso a parques estatales más chicos; son experiencias muy valiosas. Esta oposición local ha estado presente en el 95% de las batallas por los parques en las que he participado, por ejemplo, en North Cascades, Olympics (en su expansión de 1976), Hells Canyon National Recreation Area (no es un parque nacional -aunque debería serlo - pero la idea es la misma, una gran reserva que ha estado anteriormente abierta a la explotación total), TODOS los grandes parques de Alaska... por no nombrar los cientos de campañas en áreas silvestres desde la década de 1960. De hecho, la oposición local ha sido tan universal que he tenido la tendencia a verla como algo establecido, casi como un "axioma de la política estadounidense de la protección de la tierra...Una ley de la naturaleza, tal vez."

Brock Evans (Ha sido el principal lobista de Sierra Club, de Audubon, en Washington, DC. Es miembro del consejo de restauración. A lo largo de su vida, ha participado en toda clase de batallas conservacionistas; es, quizás, el conservacionista vivo con mayor experiencia en los Estados Unidos)

Estas afirmaciones han sido vertidas por dos conservacionistas veteranos, uno de ellos lobista en Washington, el otro miembro de larga trayectoria del Congreso de los Estados Unidos. Sus experiencias muestran lo que CLT conoce también de primera mano.

Los 16 años de experiencia de CLT en Chile, han demostrado que la resistencia local a la conservación no es más que una oposición temporal que tiene que ser abordada con seriedad, pero directamente a través de un proceso de programas claros que puedan ganarse la confianza de la población local. CLT también observó que los proyectos de conservación son conflictivos por naturaleza y que, con el tiempo, la oposición local se vuelve apoyo incondicional. Hoy nadie pensaría en desafectar el Parque Nacional Nahuel Huapi, el Parque Nacional Los Glaciares o las Cataratas del Iguazú, por nombrar apenas tres áreas de este tipo en Argentina. El glaciar Perito Moreno, las cataratas, el asombroso paisaje del Parque Nacional Perito Moreno, en la provincia de Santa Cruz, o incluso el miembro más reciente de la Administración de Parques Nacionales de la Argentina, el Parque Nacional Monte León, son hoy monumentos nacionales grabados en la psiquis de la Nación. Son PATRIMONIO.

El auténtico significado de patriotismo es la lealtad por la tierra sobre la que se asienta la nación, y la conservación es la forma más elemental del patriotismo. Aunque hace falta tiempo para que este concepto arraigue en la conciencia nacional, llega primero de la mano de quienes han hallado la profunda necesidad humana de contar con una naturaleza sana y vibrante, cuyo nutriente espiritual, emocional y vital -el centro de las culturas nativas en todas partes del mundo- es ahora un tema apremiante que concierne a todas las sociedades, tanto rurales como urbanas.

En la creación de cada uno de los 77 Parques Nacionales de los Estados Unidos hubo conflictos y oposición por parte de las más variadas clases de desarrollistas o intereses económicos creados. Algunas de las oposiciones tardaron ¡sesenta años! en ser superadas, antes de que se pudiera crear el parque. Cabe destacar que en cada uno de esos parques existía alguna forma de ayuda filantrópica privada, ya sea parcial o total.

Esto también sucedió en algunos parques nacionales argentinos (Mburucuyá, Calilegua y Monte León fueron donaciones a la Nación realizadas por individuos o fundaciones privadas). La fundación hermana de CLT, Conservación Patagónica, antes conocida como The Patagonia Land Trust, fue una de estas donantes, con la donación a la Administración de Parques Nacionales (APN) del Parque Nacional Monte León, en el año 2004. Incluso en aquella donación hubo una cantidad considerable de oposición local dentro de la provincia de Santa Cruz.

Es importante comprender que esta oposición local es normal, que viene con el territorio, por así decirlo, y que es parte del proceso. A menudo, los conservacionistas, especialmente aquellos que desconocen la historia de los esfuerzos de conservación que se realizan en otros países o en otros lugares, se sienten intimidados por la oposición y los conflictos que generan, y pierden la confianza en que sus proyectos son viables y alcanzables. En CLT queremos que los miembros de nuestro equipo y quienes nos apoyan sean conscientes de esto y que no sólo confíen, sino que también sepan que es todo un desafío encontrar los argumentos particulares que nos ayuden a obtener el apoyo local para nuestros proyectos conservacionistas. En última instancia, el apoyo local es la clave para el éxito, pero requiere tiempo, paciencia y buenos modales, además de perseverancia y dedicación.